Una persona presa en huelga de hambre en la cárcel de Puerto I porque no le dan la medicación psiquiátrica que tiene prescrita

Otra persona presa a la que le manipulan arbitrariamente la administración de la medicación psiquiátrica que necesita, esta vez en la terrible cárcel de castigo de Puerto I. Si el día 14 de enero, fecha de su carta, llevaba una semana ayunando, hoy ya son 16 días. Protesta también, porque le intervienen y restringen ilegalmente la correspondencia. Ponemos el nombre del compañero y las señas de la cárcel para que le escribamos mostrándole apoyo y también el teléfono y fax de la cárcel, así como los del juzgado de vigilancia penitenciaria correspondiente y un enlace al directorio de la secretaría general carcelera, para dirigirse a la autoridad responsable exigiendo que se respeten los derechos de Oscar.

El Puerto de Santa María, 14 de enero de 2018

Qué tal estás, espero que a la llegada de mi carta os encontréis con la moral por las más altas cumbres del bienestar, y que gocéis de la brisa del sol y del mar, y por supuesto os encontréis 100% de salud…

Yo soy el Óscar Rodríguez González, si va a otro remite es porque tus cartas y la de S me las retienen, por tonterías, Pues no me dice el carcelero: “no se la puedo dar porque la letra viene muy pequeña y no se le puede entregar” jaja… Le digo: “deje de jugar con el correo, es personal y punto”, se llevaron la carta de S, otra tuya, y no se me han dado, díselo a S ¿vale?

Que feliz año nuevo para todos, yo estoy en huelga de hambre, llevo una semana y estoy por coserme la boca, mi medicación no me la dan, me han retirado ropa mía comprada aquí por demandadero y que quieren por cojones que haga un destino y ya se lo he dicho hasta cantando en politono, y se han pasado, no me toman el peso… Les he denunciado pero la médica, Beatriz, una déspota hablando y poniendo medicación a los cuatro niños y los que llevamos tiempo nada. Yo voy a hacer 23 años y la he tomado siempre: traxilium 50, alprazolan y ni los rinotriles que son para los ataques epilépticos. (…) ¡Pero se chinan, cada vez que me ven! Palabra que lo que veo aquí hacía muchísimos años que no lo veía, confidentes, chivatos, conformistas. Mañana les van a dar de comer a las 6 de la tarde y no hablarán, esto es una pasada.

Bueno, espero que os vaya todo lo mejor posible de corazón si tuviese foto os mandaba una y dile a S que le escribí pero no me volvió a escribir, no se si le llegó la carta pero le deseo lo mejor en esta bonita vida. Ya sonreiré, un año me queda, y lucharé cada vez más, nadie me parará el BIC, es el mejor defensa para mi y para todos, el ánimo no me lo van a quitar, me están puteando con partes que los lees y es una burrada, o sea, yo sólo para unos 14 o 16 carceleros y les lesiono, qué pena que no lo puso en el parte, y el Juez de Vigilancia dice cara a cara que lo va a arreglar el tema, u otra cosa promete, dice que lo arreglará, y con todos mis informes tanto psicológicos como psiquiátricos y esperando he estado hasta que me obligan a tomar estas medidas y yo estoy mal físicamente. Y yo familia no tengo. Nunca se han preocupado de mis movidas, ni de verme.

Me queda un año y de verdad que estaré si me necesitarais con vosotros donde estéis y ayudar por tener nuestros derechos y por los malos tratos, por eso no hay ninguna cámara por cualquier pasillo, escaleras, donde te patean sin hacer nada, sólo hablar con propiedad y porque decimos y denunciamos la verdad, ellos se juntan y luego en el juicio no están, que miren el juicio mío el 6 de febrero 2015 y esto pasó 2007-8 (…). Y mi compañero decía que fue quien prendió el chabolo, él, y me acusan ciegamente porque de 4 años…, quedando en coma mi compañero y no estaba la ambulancia, tantos errores consecutivos que quedó en 6 meses. Si fuese como denunciaron les toca condena e indemnización; estaba todo hablado. Una vergüenza… la verdad que estoy quemado, disculpad, pero tantas cosas me han hecho que es inhumano.

Aquí pasan de darme los informes de cada día, del peso, pondrán lo que quieran. Espero coger respuesta y hacerlo público, que vean lo que tengo que hacer por una pastilla que la llevaba tomando casi 23 años, porque les hablo por derecho, y el director les dice “haz esto”, y lo hacen, para todo. Y la comida llevamos tiempo reclamando otra, me la cambian y se llama comida de enfermo, cuando lo dicen los guardias para ponerte en el lado que diga el carcelero: “¡Cómo que enfermo! Comida gástrica o sin sal”. Lo hacen para desprestigiar la autoestima. Bueno espero que te llegue, un abrazo multitudinario y S, feliz año nuevo con cosas que vas a tener para bien, y sonreír a la vida con una sonrisa provocada por la felicidad.

Oscar Rodriguez

Para escribir al compañero:

Óscar Rodríguez González

Centro Penitenciario Puerto I

Ctra. Jerez-Rota, km. 6,4

11500 El Puerto de Santa María (Cádiz)

Para llamar la atención a las autoridades carceleras:

Cárcel de Puerto I: Teléfonos (956 54 92 11;  956 54 91 02;  956 54 92 50); Fax (956 54 90 02)

Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 4 Puerto de Santa María: Teléfonos (956901345; 956901342); Fax (956203774)

Directorio de la SGIP