Cárcel De Ponent (Lleida): Carmen Badía Lachos, presa enferma de cáncer, 42 días en huelga de hambre denunciando abandono y maltrato y exigiendo excarcelación o traslado que la acerque a su familia

El Grup de Suport a Presxs de Lleida envía un comunicado explicando la situación de una presa que lleva 42 días en huelga de hambre en la cárcel de  Ponent (Lleida). Lo hace para denunciar que no está recibiendo el tratamiento médico y los cuidados que necesitaría por su grave enfermedad, malos tratos físicos y psicológicos, acoso y “sanciones disciplinarias” arbitrarias, negación de permisos de salida, corrupción, arbitrariedad y chantaje en el “tratamiento penitenciario”. exige su excarcelación por enfermedad grave o, al menos, ser trasladada a una cárcel más cercana a su entorno social y familiar. Abajo vienen los datos para escribirle dándole apoyo y el tele´fono de la cárcel, para llamar interesándose por ella.

Carmen Badía Lachos, presa actualmente en Ponent, en huelga de hambre desde el 5/12/18 ya ha perdido 12 kg.

Carmen Badía Lachos cumple una condena de 24 años de los que ha cumplido ya 12. Estuvo en Brians 1 hasta el 9 de noviembre del 2014, cuando fue trasladada a Ponent. Carmen tiene un cáncer de pecho recibiendo actualmente radioterapia. Refiere que el trato médico recibido es bueno.

Ella no reconoce el delito por el que se le condena, pero está pagando la responsabilidad civil. Carmen ha realizado ya dos programas DEVI, pero al no reconocer el delito, no le dejan disfrutar de los permisos que van asociados a los programas de “reinserción”. Para ella el problema no es solo el reconocimiento del delito, sino que le obligan a escribir cartas de arrepentimiento pidiendo disculpas a los familiares de la víctima, y al no ser responsable del delito por el que se le condenó se siente ridícula escribiendo dichas cartas y no quiere ceder. Dice que tanto en Brians 1 como en Lleida diversos profesionales le han ofrecido pagar dinero para poder salir. Cuenta que en el año 2014 XXXX el jefe de la Junta de tratamiento le pregunto “¿Y por qué no pagas?”. Dice que también su tutor allí en Ponent XXXX al que todas conocen como “el borrachín” también le planteó la posibilidad de pagar para salir.

Cuenta que el trato con las funcionarias es bueno a excepción de una funcionaria la jefe del Módulo 8, XXXX, que trabaja en turnos de fin de semana. Explica que les pone partes sin ningún motivo, según refiere a ella le ha puesto cinco partes. Cuenta que viene a trabajar habiendo consumido drogas y/o tras haberlas consumido el día anterior. Dice que dicha funcionaria tiene problemas con todas las internas. Nos explica que ha presentado escritos recurriendo la denegación de permisos, pero que han sido desestimados.

En una carta con fecha del 01/11/17 en la Carmen relata que aunque se encuentra muy mal de salud ha renunciado al tratamiento de quimioterapia y radioterapia porque no se quiere pasar sus últimos días de vida en un hospital. Solicita un traslado a una cárcel fuera de Cataluña, para que le puedan autorizar permisos de salida. Denuncia tambien graves casos de corrupción.

Detalla que son dos las funcionarias (ambas trabajan en turnos de fin de semana) con las que tienen problemas: XXXX (la jefa del módulo de mujeres) y XXX. Explica que en mayo ella era la encargada del economato y de la limpieza. Explica que una interna (XXXX) le pide que guarde droga en el economato, ella se niega. Ante su negativa la interna le quiso agredir. Explica que la jefa del Módulo XXXX le dijo que tenía que hacer la vista gorda para llevarse bien con las internas, y que ante la negativa de la señora Badía, la releva del trabajo.

Cuenta que el 26 de junio fue operada del cáncer de pecho y el 29 de ese mismo mes es trasladada de nuevo al centro, todavía con los drenajes de la operación. Explica que como en el CP de Ponent no hay Departamento de enfermería para mujeres permaneciendo hasta el día 21/07 sola en la celda, debiendo ayudarla las compañeras a ducharse y a limpiar la celda. Explica que la tenían que acompañar a la ducha entre 4 porque no hay silla de ruedas. Recién operado le realizaban registros integrales, que le destrozaban la habitación, debiendo venir a recogerla otras compañeras.

Explica que en setiembre, el día de la Mercè salieron todas a misa. Explica que la interna XXX estaba enfadada porque su pareja no había podido salir a misa y golpeo a la señora Badía en los pechos, causándole la rotura de una de las prótesis y el desplazamiento de la otra. La señora Badía tuvo que ser operada de nuevo, habiendo sufrido ya cuatro operaciones de cáncer.

Explica que pese a que hubo testigos de esos hechos (una interna y una funcionaria), por decir que la interna le había golpeado le pusieron un parte por mentirosa. Denunció estos hechos ante el juzgado de Instrucción nº 2 de Lleida. Explica que ha sido a su vez contra-denunciada.

Hace menos de un mes que un funcionario del módulo de mujeres XXX le dijo que sus papeles solicitando el traslado habían sido enviados a Barcelona. El mismo funcionario XXX le dijo que si quería salir lo que le quedaba era pagar. Explica que a muchas compañeras en su misma situación les ha pasado igual.

El 22 de noviembre Carmen se dirige al Síndic de Greuges  y a Dirección General de prisiones, solicitando el traslado a la prisión de Zuera, cerca de su familia.

El 24 de noviembre se dirige al Defensor del Pueblo, anexando la denuncia y otros documentos.

El 12 de diciembre una nueva carta de Carmen fechada en día 4/12 nos informa de que a raíz de un nuevo parte ha sido sancionada con aislamiento de fin de semana  (2, inicio 2/12, finaliza 10/12) y privación de paseos recreativos (15, inicio 11/12 final 25/12) no pudiendo realizar vis a vis familiar durante el mes de diciembre, y debiendo pasar el día de nochebuena y navidad sola en la celda. Explica que ha iniciado una huelga de hambre y sed indefinida para protestar por su situación.

Por ello pedimos difusión de su caso y mandarle cartas para mostrarle nuestro apoyo.

Para escribir a la compañera:

Carmern Badía Lachos

Centre Penitenciari Ponent

Carrer Victòria Kent, s/n

25071  Lleida

Teléfono de la cárcel de Ponent: 973 22 03 33

En Sevilla, el 23 de enero, asamblea de familiares y amistades de personas presas

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía hace en el blog de su delegación en Sevilla, la siguiente convocatoria:

Fecha: Martes, 23 de enero de 2018 a las 17:30 horas.

Lugar: Sede APDHA Sevilla, C/Blanco White 5.

El próximo 23 de enero  celebraremos en nuestra sede (c/Blanco White 5) una nueva Asamblea de Familiares y Amigos/as de Personas Presas. Las asambleas son espacios de encuentro de apoyo y asesoramiento jurídico donde trabajamos diferentes ámbitos como:

  • Información/formación sobre los diferentes temas que los propios familiares y asistentes solicitan.
  • Punto de encuentro: creamos un espacio donde compartir situaciones e intercambiar experiencias. En definitiva, unir fuerzas, conocimientos y luchas.
  • Denuncia social: analizamos las carencias del sistema penitenciario y proponemos medidas de actuación.
  • Asesoramiento jurídico: la APDHA cuenta con un abogado que atenderá a los familiares que necesiten alguna orientación.

Anima a todas las personas que conozcas o que tengan a alguien en prisión a que acuda. Necesitamos sumar fuerzas, por eso es importante su asistencia y su participación.

¡Te esperamos!

Varios presos en huelga de hambre contra la dispersión y por la excarcelación de las personas presas enfermas

Jorge Vázquez Campillo comunicaba a mediados de diciembre: “Tengo idea de hacer una huelga de hambre para diciembre, junto a dos compañeros: José Luis Jiménez Navalaz y Luis Pargarai Pérez. Si a los compas les parece bien, yo quiero una huelga de hambre del 25 de diciembre al 25 de enero (2017-2018)… Creo que es un periodo de tiempo ‘razonable’.” Menciona “las muertes de mis camaradas Dopico y Vázquez Ayude y el temor de la mía, como amenazado que estoy”, así como la de Xosé Tarrío. Explica que se encuentra en “un búnker totalmente aislado de todo el mundo, pasando más de 22 horas encerrado, sufriendo vejaciones y torturas, sin calefacción ni agua caliente”, se queja de que le han retirado sin una medicación que tomaba hace más de 20 años, “prescrita por especialistas” por orden de un médica no especializada. Deseaba comunicarse con el resto de compañerxs presxs en lucha, “sobre todo porque mi correspondencia acaba siempre confiscada por los carceleros.” Por todo eso anunciaba que se ponía en huelga de hambre, con los otros dos compañeros presos en la cárcel de Topas, del 25 de diciembre al 25 de enero, en solidariad con Ruyman Armas Santana y otros compañeros canarios, presos en Puerto III, en lucha contra su deportación en la península, y por que se apliquen los artículos 104.4 RP y 196 RP (adelantamiento de la libertad condicional por enfermedad grave) a su hermana Belén Vázquez Campillo, presa en la cárcel de Mansilla de las Mulas (León), como ya hizo junto a otro compañero el pasado verano.

Topas, 12-XII-2017

Estimados compas, (…).

Me acaba de llegar un comunicado que (…) me ha dado escalofrío. Soy Jorge Alfonso Vázquez Campillo, anarkista (…). Yo estoy preso en la cárcel de exterminio de Topas (…) y es una aberración y un abuso de poder que unos putos carceleros borrachos y torturadores estén abusando en Puerto III, de un camarada que conozco y quiero y respeto, que me lo estén torturando y a sus compañeros canarios. Quiero que sepa mi amigo Ruyman, que no está solo, que yo hago ayunos por todos los compas, los 1, 2, 3 y 15, y por mi hermana Belén Vazquez Campillo, presa en León, con SIDA desde hace más de 25 años y con estado crítico, y no se le aplica el 104.4 RP ni el 196 RP. Este comunicado va por vosotrxs y por ella, y que dejen de vulnerar los derechos de lxs presxs. Cuando somos uno de los países mas avanzados de Europa, la Organización Mundial contra la Tortura, sois fruto de árbol envenenado.

Que sepáis que yo no sé si saldré de aquí, porque si me pegan pego, sumiso su puta madre. Tener por seguro que estaré siempre ahí a vuestro lado, no dejéis de luchar, que por algún sitio podremos salir, si no se puede por la puerta, por los muros lo intentaré, y si en ese momento me llegaran a matar, sigo diciendo que sería bonito morir por luchar y por la LIBERTAD. Tranquilxs compañerxs, yo el día 25 de diciembre empezaré una huelga de hambre de un mes, por todos los compañeros caídos y por vosotrxs también, ya he mandado un comunicado a Tokata, a Salhaketa y a Madrid y sin olvidar a mis compañeros de Austria. Yo sigo denunciando a todos los Juzgados, (…) y demás instancias oficiales. Así como sus correspondientes denuncias, y querellas criminales, por las prevaricaciones de los jueces en el ejercicio de sus cargos o funciones, por dejar que pase todo esto. Nos vulneran, no dejemos de denunciarles, amigxs. Como la reinserción, no debemos dejar que se nos torture y se nos vulneren nuestros derechos humanos, (…). Así como no a todo aquello relacionado con el tratamiento que vulneran, art. 25 CE. No dejemos que abusen más de nosotrxs, no pueden estos verdugos de mierda, de lo cual estoy seguro que va  a ser una desgracia porque no aguanto más, recuerdo a Jacques Mesrine, y el próximo enemigo publico nº 1 voy a ser yo, porque ya no quiero nada, no voy a dejar de luchar, amigos canarios y todxs lxs demás a sus tierras.

Comunicarlo, mandármelo pronto. Seguid luchando. Un saludo.

Chino

Hace unos días, nos enterábamos de que José Adrián Poblete Darre, desde la cárcel de Castellón II (Albocàsser) se sumaba a esta huelga de hambre, apoyando las reivindicaciones de sus compañeros. En diversas páginas contrainformativas (Barcelona Indymedia; A las barricadas) se ha publicado el siguiente comunicado:

Va de cárceles. José Adrián Poblete Darre de nuevo en huelga de hambre

A día de hoy nadie parece saber qué hacer frente a las intolerables condiciones de vida que padecen los presxs sometidxs a régimen de aislamiento.

Resulta más que evidente que pese a los esfuerzos realizados por lxs abogadxs denunciando todas y cada una de las agresiones sufridas en este régimen criminal, nada cambia.

El gobierno español hace caso omiso tanto del informe anual del defensor del pueblo, que denuncia que las cárceles siguen sin tener un registro de quejas por malos tratos así como las dificultades de lxs presxs para presentar pruebas que den soporte a sus denuncias, tales como copia del parte de lesiones, fotografías y acceso tanto a estas como a las grabaciones videográficas, etc, como del último informe del comité europeo de prevención de la tortura, publicado en noviembre del pasado año, informe que declara “estar especialmente preocupado por el hecho de que, dada la amplia incidencia y frecuencia de los malos tratos físicos en las cárceles españolas, ningún procedimiento penal llegó a la fase final de la investigación entre 2014 y 2016. Sin enbargo, prosigue el informe, esto no nos resulta sorprendente ya que una serie de diversos factores contribuye a este fenómeno de IMPUNIDAD. Por ejemplo, la ausencia o calidad deficiente de los registros médicos, no informar adecuadamente de los posibles casos que puedan ser sospechosos de maltratos físicos, el traslado de reclusos a otros centros penitenciarios tras algún altercado de importancia, el archivo de contrademandas por parte del personal de custodia y la falta de confianza de lxs presxs en la efectividad e imparcialidad del sistema de denuncias”

Con estos mimbres, lxs presxs están a merced de un puñado de carcelerxs psicópatas que no solo niegan las agresiones sino que denuncian al apaleadx por calumnias, resistencia o atentado a la autoridad, según el caso.

Por otro lado, más de doscientas personas murieron el año pasado en prisiones, comisarías, CIEs y demás centros de custodia de este país, sin que nadie, a excepción del puñado de asociaciones, observatorios y demás grupos ocupados y preocupados por esta gente,haya levantado la voz.

Las noticias sobre lo que ocurre dentro solo tienen relevancia si politicastros del tres al cuarto manifiestan que la comida del talego les provoca flatulencias o cuando sucede algo tan terrible como lo del pasado 7 de enero, cuando el personal del Instituto de Medicina Legal de Oviedo estuvo a punto de practicarle la autopsia a un preso de la cárcel de Villabona, dado por muerto por tres médicos, dos de ellos de la propia prisión, tras ingerir un bote de pastillas.

Entre esta desafección generalizada, la inoperancia de la vía legal, la falta de ideas e inmovilismo de los grupos de apoyo y el adormecimiento y alienación de la propia población reclusa, lxs presxs más conscientes no se resignan y luchan contra el monstruo con la única herramienta de la que disponen: sus cuerpos.

Una vez más, José Adrián Poblete Darre, recluido en el aislamiento de la cárcel de Albocásser en Castellón, inició el 7 de enero una huelga de hambre indefinida, uniéndose a otrxs compañerxs presxs que han optado también por ella para denunciar el insoportable goteo de muertes y torturas en prisión, la dispersión como forma de castigo y el mantenimiento del régimen FIES,la muerte en vida decretada por lxs mismos que afirman que el fin último de las cárceles es la reinserción.

Para escribir a los compañeros:

Jorge Alfonso Vázquez Campillo

José Luis Jiménez Navalaz

Luis Pargarai Pérez

Centro Penitenciario de Topas

Ctra. N-630, km. 314

37799 Topas (Salamanca)

***

José Adrián Poblete Darre

Centro Penitenciario de Castellón II

Paraje Els Mascarells, acceso CV-129, km. 15

12140 Albocàsser (Castellón)

****

Belén Vázquez Campillo

Centro Penitenciario de León

Paraje Villahierrro

24210 Mansilla de las Mulas (León)

****

Para interesarse y exigir soluciones frente a las autoridades responsables:

Cárcel de Topas (fax: 923127136; teléfono: 923127100).

Cárcel de Albocàsser (fax: 964158536; teléfono: 964158500).

Cárcel de Mansilla de las Mulas (fax: 987877410; teléfono:987877400).

Cárcel de Puerto 3 (fax: 956476823; teléfono: 956476800).

Directorio de la Secretaría General de Instituciones penitenciarias 

A continuación, un programa de radio donde, de los minutos 51:24 al 71:35, se habla de esta situación y se lee la carta donde se denuncian palizas y tratos degradantes en la cárcel de Huelva.

Tokata Y Fuga 13-I-2018. Cementerio de residuos humanos

Ir a descargar

 

Palizas continuas y otras situaciones inhumanas y degradantes en la cárcel de Huelva

Transcribimos la siguiente carta de una persona presa en el aislamiento de la cárcel de Huelva, que denuncia una serie de palizas y otras situaciones que se pueden llamar con toda propiedad torturas y que se están dando allí cotidianamente, así como irregularidades en la asistencia sanitaria, cacheos desconsiderados, acoso, amenazas y actitudes intimidatorias de los carceleros, desarraigo por los traslados lejos de las familias, etc. Al final vienen el nombre y la dirección del remitente para que le escribamos ¡No les abandonemos!

Huelva, 17-XII-2017

¡Hola, compañero!

Para empezar, me llamo Paco y en estos momentos me encuentro en este centro de Huelva, en primer grado, con 91.2. Tengo 47 años, en mayo hago 48,  y llevo pagando cárcel desde el año 86, estando clasificado en los grupos APRE y GAPEL. Y en el año 91 me clasificaron interno FIES 1, por el ya fallecido Antoni Asunción. Te puedo decir que he participado en unos cuantos motines y reyertas contra los carceleros, cuando los tiempos de guerra contra el Estado español. Por torturas de todo tipo, vejaciones, humillaciones, etc., llevo denunciando desde el año 93 hasta la actualidad, desde la época de la asociación Salhaketa, de Vitoria (País Vasco). Le he escrito a Galicia a X, del movimiento gallego, pero no he obtenido respuesta, no sé el porqué. Y, bueno, compañero, esta es mi presentación, pues soy de los pocos anarquistas en activo que quedamos, de los veteranos, y llevaba tiempo para que algún compañero me diese vuestra dirección para ponerte al corriente de todo lo que está pasando en este Huelva y que mi nombre lo saquéis en las redes sociales, como lo está haciendo Libertarios Tránsfugas en Madrid. Pues recibí ayer una carta de mi gran amigo XXX y él ha sido quien me ha dado vuestra dirección, ya que en 2016, cuando bajé de Puerto de Santa María en segundo grado, él estaba allí y seguimos denunciando todo y a todos de la cárcel de Villena. Luego me dieron para Murcia II y yo soy uno de los que conseguimos que cesaran al director de allí, Felipe Burgos Hernández, por una muerte. De momento, también hablo en nombre de mi amigo ZZZ  que, aunque se encuentre en Murcia II, tú sabes que las represalias del pasado no las olvidan. Aquí al lado de mi celda tengo a YYY, del que recibo vuestra carta hace unos días, pues le vino de Puerto de Santa María.

Bueno, compañero, paso a poneros en conocimiento todo lo que está pasando en este centro, pues soy el único, junto a los vascos, que denunciamos todo lo que está pasando aquí. Por mi parte, te puedo decir que llegué a esta cárcel el día 13-X-2017 y el día 20 del mismo mes me dieron una paliza, por tan sólo un papel de fumar que me dio un compañero en la galería. Cuando entrábamos por la tarde del patio, esperaron a que me chapara y me entraron dándome guantazos, me sacaron reducido hasta el cuarto de cacheos, donde no hay cámaras, y ahí empezaron a venir funcionarios y me dieron unos cuantos gomazos con las porras. Lo único bueno que puedo decir es que por el jefe de departamento no llegó la cosa a más, y lo dejaron así, sin sanción, ya que había toda una galería –la primera, donde estoy– que escucharon todo y pudieron presenciarlo por los agujerillos de las puertas, hasta un vasco. Y con eso lo han dejado como que no ha pasado nada. Yo sí lo tengo denunciando ante el juzgado de guardia y la audiencia provincial de aquí, de Huelva, y hasta he pedido protección judicial, pues aquí es rara la semana que no dan dos o tres palizas, pero palizas, que algunas las he presenciado, y he visto cómo llevaban hasta barras de hierro de pasar los barrotes, pues golpean hasta con ellas. Como hicieron con un amigo mío hace una semana. Él se llama WWW, de Sevilla, por tan sólo pedir la medicación que le habían quitado al hombre, que la traía desde Topas, puesta por psiquiatras. Le han hecho varios desnudos integrales, llegando a cogerle ellos, con sus manos, hasta el pellejo de su miembro y echándoselo para atrás en varias ocasiones… Hasta que ya nos pusimos en el patio los cinco vascos, más tres presos comunes y un chaval de Melilla que está por terrorismo, a explicárselo a los carceleros y jefes de servicio y, de momento, lo han dejado y ya le están dando su medicación. Pero las provocaciones verbales, eso aquí es el pan de cada día. Te mando instancias, para que veas el tema de las denuncias y fechas.

La jueza de vigilancia penitenciaria hace caso omiso de todos los escritos, yo he hablado personalmente con ella una sola vez y solamente me respondía, referente a que en el patio no tenemos servicio y tenemos que mear en una botella o bien directamente en el alcantarillado, porque los guardias –por llamarlos de alguna manera– no nos abren los chabolos para hacer nuestras necesidades, cuando a alguno de los once que salimos juntos en el mismo turno, nos dan ganas de cagar, con perdón de la palabra, tenemos que hacerlo en bolsas de basura, y la jueza me decía en mi cara que eso no era cierto. Luego, le cambio el tema, refiriéndome a la enfermedad de mi madre, que la tengo bastante mal, con cáncer, para el tema de la conducción por desarraigo familiar, y me decía que ella no entendía de eso, que le preguntaba cosas que no entendía y que me dirigiese a Madrid, o sea, una pasada. Aquí hay vulneraciones de derechos cada día, tienen carta blanca para dar palizas hasta por un simple carro de los que suelen tirar los chavales por la ventana para coger, sobre todo, tabaco. Sin ir más lejos, hace unos doce días, a un malagueño –no recuerdo su nombre, porque lo sacaron de aquí para el módulo al día siguiente–, según me han dicho, por romper un cacho de sábana para hacer un carro, le dieron una paliza entre nueve carceleros que yo conté por la rendija de la puerta, pero una paliza de las que yo, que he pasado por los tiempos de las trincheras –como yo digo–, hacía tiempo que no veía paliza semejante. Le llegaron a fracturar hasta costillas, y las piernas, una exageración, lo trajeron desde la tercera galería hasta la primera galería, donde yo estoy, dándole con las porras, esposado atrás, pero con un ensañamiento exagerado. A mi paisano FFF, pues somos los dos de Murcia, lo putean con meterle el enchufe de la tele en un vaso de agua, cuando estamos en el patio, como la ropa, se las reducen las prendas al mínimo, a los dos días se las dan. Luego, al compañero que tengo en la celda de al lado (…)  le han tenido al hombre durante un mes jugando con su vida, pues es diabético y le han estado puteando con la insulina, hasta el punto de desmayarse tres veces el mismo día, ya os escribirá él en contestación a vuestra agradecida carta y os explicará todo lo que ha pasado durante tres meses que lleva en esta cárcel, ahora lo han dejado tranquilo por algunos de nosotros, incluidos los vascos.

Yo, en mi caso, estoy a la espera de que me conteste Madrid, para que me bajen para Murcia o lo más cerca posible de mi familia, principalmente por la enfermedad de cáncer, entre otras, que padece mi señora madre, ya que he pagado más de 20 años fuera siempre de mi tierra. En este mes de enero voy a ser abuelo, sólo veo a mis hijas y a una nieta que tengo, con 4 añitos que me hace ahora, el 26 de enero, por fotografías que me manda mi mujer, con la que llevamos 32 años juntos, y el otro día me envió la ecografía de mi nieta, la que viene en camino pronto. Yo estoy ahora mismo, compañero, en un momento sensible en el que gracias a mi paisano y a los vascos no me he buscado aquí ningún sumario. Sólo me quedan dos años para salir, estoy a la espera de que me quiten nueve meses y dos días por la reforma del código penal del 2015, más un año de otro artículo que me beneficia, por auto del Tribunal Supremo de 10 de agosto del 2016. Todavía no se ha pronunciado el juzgado nº 3 de Murcia, vulnerando mi derecho dictado por auto del Tribunal Supremo, como ya he comentado. Así que os pido que a todo esto deis voz en las redes sociales, para que el mundo y la sociedad se enteren de que todavía hay prisiones como esta donde existe la tortura, las vejaciones, las amenazas y todo lo que os podáis imaginar, una dictadura en toda regla, simplemente esperan una mala mirada o un gesto que a ellos les parezca raro para darte una paliza, y las justificaciones gente como yo y como vosotros ya sabemos por experiencia lo que son, que el reo tiene la culpa, porque uno está catalogado como preso peligroso, y ellos tienen las formas y medios para justificar cualquier tipo de tortura, paliza, vejaciones y amenazas.

Repito, en esta cárcel todo eso es el pan de cada día, y en mi caso, por los años que llevo pagados –en dos condenas llevo casi 29 años– hay noches que no puedo dormir, porque no me fío de si voy a amanecer vivo, solamente porque, como os he dicho, soy el único preso común que en este aislamiento denuncio todo lo que está pasando. Y me tiro noches y noches sin descansar, con esa incertidumbre de si me abrirán la puerta del chabolo y amaneceré muerto, ya que todo lo pasado 15 o 18 años atrás no lo olvidan, y las represalias siempre nos acompañan a los que tenemos, como ellos dicen un “expediente complicado”. Y, encima, ando por aquí, como yo digo, de puntillas, para no hacer ruido, no hablo ni por las ventanas, pero cada semana de dos a tres veces, cuando entro del patio, me encuentro las fotos de la familia tiradas por el suelo, cosa que a mí personalmente hacía años que no me lo hacían, y mira que en los últimos ocho años he estado en Ocaña I, Puerto I, Badajoz, Albocàsser, Villena, Murcia II… o sea, con esta, siete cárceles, y no me ha pasado lo que aquí. Y por desgracia, compañero, he visto morir a muchos amigos ahorcados, envenenados, de sobredosis, de palizas… como puede ser, en Villena, Antonio Cortés, alias el Zorro; en Villanubla, ahorcado, el Barrot, año 93; como puede ser mi gran amigo Xosé Tarrío González, Cheche, que lo echaron ya sólo a morir a la calle, pero por la presión del movimiento gallego y nuestros escritos al supremo. Así puedo seguir dándote nombres durante horas.

Bueno, camarada, os pido que por favor deis voz en las redes sociales a esta denuncia que os hago de esta cárcel repleta de verdugos, con demasiado abuso de poder y, a ser posible, que me mandéis la revista mensualmente. Si tengo que hacer alguna aportación económica para la causa, con mucho gusto lo haré. Os agradezco toda la labor que hacéis y lleváis haciendo durante años, porque sin vosotros seríamos mucho más vulnerables. Gracias de corazón de un preso veterano que no se cansa de denunciar todas las injusticias. Un cordial abrazo, camaradas, y espero vuestra respuesta, no lo dudo.

Francisco Aroca, alias Pillayo

PS: Adjunto también instancia de la presencia de jurista de la prisión, que hasta la fecha no sabemos ni cómo se llama.

Para escribir al compañero:

Francisco Aroca Lirón

Centro Penitenciario de Huelva

Ctra. de la Ribera, s/n

21007 Huelva

Tratos degradantes en la cárcel de Zuera (Zaragoza)

El 28 de diciembre se ha recibido el siguiente comunicado desde la cárcel de Zuera:

Os escribo para comunicaros que el 12 de diciembre nos hicieron un cacheo pero antes nos esposaron, algo innecesario pues nuestro comportamiento fue en todo momento correcto. También nos han pegado e intentado provocar tirando champú por encima de las camas y las fotos familiares por el suelo también con champú y toda la ropa pisada. Creemos que lo que pretenden es buscarnos más causas, ahora que nos queda poco tiempo para salir. A mí me pegaron por decirles que por qué no estaba presente el jefe de servicios y que iba a denunciarles. Uno de ellos se rió en mi cara diciéndome que él se alimenta de denuncias. Necesitamos ayuda. Tememos que nos pase lo que a José Serrano y a otras personas que murieron en extrañas circunstancias, quedándoles poco para salir en libertad.

Estamos hartos, llevamos años siendo desnudados, cacheados, humillados y degradados precisamente por falta de psicología, ética y moral. Facilitar la libertad y en primer término la salud no significa hincharnos a medicación sino proporcionarnos un equilibrio emocional, el cual pasa por acercarnos a nuestras familias. Escribo esto con media sonrisa. Me falta la otra media que no se ve, la sonrisa de mi madre, muy mayor ya, el calor de la familia, una madre y un hijo que conviertan las lágrimas en risas y libertad. He encontrado mi camino: con sudor, angustia, soledad, sufrimiento y enfermedad. Necesito reencontrarme con ella.

Gracias por escucharme.

Si queréis escribirme mi dirección es:

Óscar Gutiérrez González

Centro Penitenciario de Zuera

Autovía A-23 km 328

50800 Zuera (Zaragoza)

 

“¡Defendamos a nuestra gente!” (Panfleto informativo para repartir en la concentración frente a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del 28 de diciembre)

 

 

 

 

 

 

 

[Picar en una de las imágenes para ver o descargar]

 

¡DEFENDAMOS A NUESTRA GENTE!

En las cárceles del Estado español se imponen todos los días a las personas presas toda clase de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Las torturas y maltratos son frecuentes y existe un régimen de castigo que destruye física y mentalmente a quienes lo padecen. Se traslada arbitrariamente a la gente, muchas veces como castigo, desarraigándola de su entorno social y familiar, y se obstaculizan las comunicaciones con el exterior, imponiendo arbitrariamente intervenciones de las mismas y todo tipo de restricciones. La explotación laboral es enorme, llegando a cobrar muchos trabajadores presos salarios de alrededor de un euro la hora y, a veces, menos. El acceso a la cultura es casi inexistente y se puede prohibir, por ejemplo, cualquier libro o publicación, por “motivos de seguridad”. En las cárceles de mujeres se sufre una doble discriminación, por presas y por mujeres, y son frecuentes los abusos sexuales por parte de los carceleros.

La situación sanitaria es catastrófica, porque la administración penitenciaria incumple sistemáticamente su obligación legal de asegurar a las personas presas unos cuidados médico-sanitarios iguales a los de cualquier ciudadano, y se abandona a los enfermos sin proporcionarles, como en el caso de quienes padecen hepatitis C, la medicación y los tratamientos que podrían salvarles, porque la autoridad carcelera se niega a sufragarlos, aun desobedeciendo decisiones judiciales. La deuda acumulada de Instituciones Penitenciarias con la sanidad autonómica, a la que se ha encomendado la atención hospitalaria de las personas presas sin ninguna dotación presupuestaria, es de cientos de millones de euros.

Y, sin embargo, no se aplica la legislación que dispone que deben ser liberados los enfermos graves, incurables y terminales más que cuando ya es inevitable su muerte a corto plazo. Además de que el tráfico de drogas ilegales está consentido, fomentado muchas veces por los mismos carceleros, se proporciona a los presos todo tipo de drogas legales adictivas sin apenas control médico, para que no molesten. Los enfermos psiquiátricos constituyen un porcentaje muy elevado de la población reclusa, sin que se les reconozca su condición ni se les cuide. Los médicos son a menudo cómplices de las frecuentes torturas al hacer la vista gorda ante las lesiones resultantes. La mortalidad es en las cárceles mucho más elevada que en la calle y menudean las muertes en circunstancias extrañas y dudosas, que nunca se aclaran, pues no se cumplen los trámites prescritos legalmente para ello ni se da a los familiares la oportunidad de exigirlos.

Las personas presas están indefensas ante multitud de decisiones de las administraciones carcelaria y judicial que les perjudican gravemente. Los Servicios de Orientación y Asistencia Jurídica Penitenciaria y la justicia gratuita son insuficientes. Los Juzgados de Vigilancia, encargados de la “tutela judicial efectiva” de los derechos de los presos, inoperantes. El poder punitivo del Estado se ejerce sin respetar ninguno de esos derechos que, en teoría, lo justifican.

Somos familiares y gente solidaria con las personas presas. Muchas hemos sufrido la muerte de nuestros hijos, hermanos o compañeros, supuestamente confiados al “cuidado” de las instituciones estatales. Estamos intentando apoyarnos mutuamente, organizarnos y coordinarnos para afrontar, denunciar y, a ser posible, detener esa situación degradante. Hacemos un llamamiento a unirse a nosotras a todas las familias, amistades y vecindario de personas presas, y a toda persona sensible y respetuosa de la dignidad humana.

¡NI UN MALTRATO, NI UNA MUERTE MÁS EN PRISIÓN!

           El 28 DE DICIEMBRE, A LAS 11:00, CONCENTRACIÓN FRENTE A LA                            SECRETARÍA GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS                   (CALLE ALCALÁ, 38-49. MADRID)

¡POR LA SEGURIDAD, DIGNIDAD Y LIBERTAD DE LAS PERSONAS PRESAS!

Familias Frente a la Crueldad Carcelaria

 

Repercusión del acto informativo en Murcia sobre la muerte de Manuel Fernández Jiménez

Reproducimos la mayor parte de la información de esta noticia a partir de la publicada en el blog de la Coordinadora Antirrepresión de Murcia, gracias a la cual, en gran medida, fue posible la rueda de prensa. Apoyaron también la convocatoria de la familia, además de nuestra asociación y la citada coordinadora, las asociaciones Convivir Sin Racismo y Gitanas Feministas por la Diversidad.

La familia y el abogado reiteran que denuncian la falta de información que hasta el momento tienen que soportar, el obscurantismo con el que las instituciones están llevando a cabo este asunto.

Denuncian todo el proceso de principio a fin: la brusquedad con la que reciben la noticia por parte de una persona que ni siquiera se identificó, el envío del cadáver de Manuel por una funeraria con la instrucción de que no se destapara todo el cuerpo; no acompañar ningún documento explicativo y la indicación verbal de que se enterrara.

Se opusieron a estas indicaciones y vieron con estupor que el cuerpo presentaba numerosos signos de violencia y rigidez del cuerpo como si hubiera muerto atado a una silla. Llamaron a la policía para que fueran testigos de lo que estaba sucediendo pero esta se inhibió.

Apreciaron la nariz rota, magulladuras en la frente y dos puntos en la barbilla ¿quizá de un taser?

Contactaron con abogados y exigieron documentación, pero solo les llegó un informe del forense que constataba el suceso como “muerte súbita”  y como descripción externa “cicatrices” y cuatro “fotos negras”. Solicitaron una segunda autopsia que han denegado y se ha enterrado a Manuel perdiéndose así las pruebas.

El abogado informa de que este no es un caso aislado, se presentan muchos y afirma que sorprende la actitud del Ministerio Fiscal, no solamente pasiva en sus “investigaciones”, sino de oposición a las iniciativas de las defensas de las víctima

Según cifras del ministerio del interior de 2016, se han producido 203 casos de muertes en prisión y de ellos 19 han llegado a la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la tortura. De 2001 a 2016, han tenido lugar 3738 muertes bajo custodia y 590 se han reportado a dicha Coordinadora. Parece que son cifras suficientemente altas para que se tomen medidas y que no queden archivadas y los responsables impunes.
Las personas en presidio relatan que son víctimas de humillaciones, malos tratos, que son sedados con barbitúricos para que no molesten e incluso que se los proporcionan “generosamente”, dándose casos de suicidio por sobredosis de los mismos. No denuncian formalmente mientras sufren estas violaciones de DDHH por miedo a represalias.

La representantes de AGFD, denuncian, además, que los gitanos y gitanas en presidio son doblemente víctimas, por la gitanofobia implantada en nuestra sociedad.

Las familias actualmente se están organizando en asociaciones como “Familias ante la crueldad carcelaria” para denunciar y detener esta oleada de muertes sin esclarecer. Es el caso de la familia de Manuel que exige justicia, que se conozcan las circunstancias de su muerte y se delimiten las responsabilidades.

Puedes visualizar parte del acto pinchando en este VÍDEO
 L
Si quieres conocer más sobre qué está pasando en las cárceles visita Tokata, boletín de difusión, debate y lucha social.
 L
 L
Audio de la rueda de prensa:
 L

Ir a descargar

Hablando sobre la destructividad de la cárcel a propósito de las jornadas Kartzela Kalera, del 10 al 16 de diciembre en Bilbao

En el siguiente video, que nos servirá como muestra de lo que se ha estado tratando en ellas, Carlos Hernández, “Pote”, de Salahaketa Bizkaia, participante en las jornadas anticarcelarias Kartzela Kalera,  celebradas entre el 10 de diciembre y hoy mismo, y organizadas por la asociación GITE-IPES, que tiene como objetivo “promover la formación de las capas populares en el ámbito de las ciencias sociales”. Pote habla, entre otras cosas, de la destructividad de la cárcel y del daño que les hace tanto a las personas presas que la sufren directamente como a sus familias.

Para ver el video: Kartzela Kalera! Pote, Salhaketa

Más información sobre las jornadas:

http://alkortanerea.wixsite.com/kartzela-kalera

https://ipes.eus/lan-ildoak/kartzela-kalera/