Mensaje de un preso en lucha a familias y amigxs

Publicamos con mucho retraso este mensaje enviado por Toni Chavero Mejías desde la cárcel de Puerto I (ahora está en la de Villlena) con motivo de la concentración que hicimos el pasado 28 de diciembre ante la sede de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. No hemos podio hacerlo antes porque no nos ha llegado hasta ahora, pero su contenido de amor, confianza y buen ánimo sigue y seguirá vigente, probablemente, siempre. Un abrazo, Toni.

FAMILIAS/AMIGXS

Os agradezco a todxs el apoyo, los valores y la confianza que depositáis en vuestrxs amadxs hijxs presx y en todxs nosotrxs. Siento mucho que mi madre no acudiese, tiene cuatro operaciones de corazón y no está muy bien. Aun así, su espíritu sí. Lo que habéis hecho es un acto de valor incalculable sin precio alguno. Sabemos que la institución penitenciaria no pone oídos cuando se confrontan con dignidad sus falacias, pero quizá se abre un pequeño paréntesis en las personas que por allí pasan y alguna semilla cae en tierra buena (ojalá, compañerxs). Sea como sea, que sepan que estamos vivxs, que no nos mata su olvido entre hormigón y hierros, que su carencia de espíritu humanitario no nos hace desistir, sino que aflora en el nuestro. En el hipotético caso de que tuvieran vergüenza “los hierofantes de la sagrada orden del cepo” (como les define Mario Benedetti), bajarían y tirarían sus chapas de carceleros, pisoteándolas ante la industria carcelaria, prefiriendo la dignidad del que recoge chatarra a la falta de ella de lxs que nos encierran. Gracias a nosotrxs mismxs y a nuestra idea de VIDA, no nos convertimos en sus verdugxs y les quitamos la misma (porque seríamos los mismos perros con distinto collar), aunque os digo que en estos (¡tantos!) últimos años, a más de uno me hubiese gustado verle a mi altura (sin jerarquías que le apoyen), para poder haber ajustado cuentas, por las violencias que sin venir a cuento me/nos han cometido (abusando, claro).

Pero nosotrxs no torturamos, no encerramos, no maltratamos en banda a unx pobre presx, no aislamos, no dividimos ni restamos. Nosotrxs, presxs en lucha, familias en lucha, abogadxs en lucha, compañerxs individuales en lucha, grupos de apoyo en lucha, etc., no hacemos esas labores. Nosotrxs sumamos, multiplicamos, abrimos puertas, aunamos ideas, pensamientos para una sociedad sin jaulas, por eso estamos aquí, por solidaridad, no por euros.

La ruptura del vínculo social “débil” es su estrategia con nuestras familias y amigxs o parejas sentimentales. Ellxs lo intentan a toda costa, no les tiembla el pulso, porque carecen de pulso. Para que haya “pulso” ha de haber corazón y la SGIP carece del mismo. Nosotrxs estamos unidxs por invisibles cadenas de afecto, nunca podrán desvincularnos de vosoxtrxs.

¡Gracias familias, luchadorxs! ¡Un honor y un placer!

Para escribirle a Toni:

José Antonio Chavero Mejías 

Centro Penitenciario Alicante II

Ctra. N-330, km. 66

03400 Villena ( Alicante)