La madre de Jonathan Martín González, torturado en la cárcel de Brians II, teme por su vida

Francisca González Caro es la madre de Jonathan Martín González, un muchacho de 31 años, padre de una hija, que ya lleva ocho en la cárcel, aunque entró para cumplir seis, por pequeños delitos relacionados con su toxicomanía. A finales de agosto, Francisca se enteró de que su chaval estaba sufriendo malos tratos en el Departamento de régimen cerrado (DERT) de la cárcel Brians II, donde había sido encerrado por una acusación falsa de agrsión a otro interno. Le metieron de malas maneras en una celda sucia de excrementos, donde le tuvieron encerrado varios días sin sus pertenencias personales, practicamente desnudo,  y le dieron un colchón con chinches, por los que fue picado, y tuvo teniendo que recibir un tratamiento para librarle de ellos. Jonathan les contó a sus padres que no podía vivir en esas condiciones y que tenía deseos de suicidarse.

Sometido a esa situación degradante, Jonathan acabó por prenderle fuego a una sábana, reivindicando que lo sacaran de ella. Los carceleros le dieron una paliza, en la que llevó la iniciativa uno de mayor rango al que llaman “Don Óscar, el cursi”. Le dió tales puñetazos que le rompió un diente y le desencajó la mandíbula. Después fue inmovilizado en una cama “sujección mecánica” donde le tuvieron atado más de doce horas, sin desatarle para hacer sus necesidades, de manera que se las hizo encima. Todavía tiene insensible una mano, a causa delos golpes y de las ataduras. No le han llevado al hospital ni le han hecho parte de lesiones.

Tanto Jonathan como su madre, han denunciado lo que ha pasado. Francisca, que sufrió un ataque de nervios en el locutorio de comunicaciones, al contarle su hijo lo que le estaba pasando, no ha parado de moverse desde que se enteró de lo que le estaba pasando a su hijo, denuciándolo en algún medio de comunicación, en las redes sociales, en la radio y donde ha podido. La directora de Brians II le aseguró no tener constancia de lo sucedido. A Jonathan le amenazaron varias veces con nuevas palizas y “sujecciones mecánicas” si seguía denunciando. Fue trasladado a la cárcel de Quatre Camins, precisamente cuando su abogada había concertado cita para hablar con la directora de todo el asunto. Después, al regresar a Brians II, ha vuelto a ser agredido por el mismo carcelero, llamado Óscar, y trasladado a Sevilla, a un juicio. Su madre ha estado sin noticias suyas casi dos semanas, sufriendo una angustia terrible, pues teme por la vida de su hijo y piensa que los carceleros podrían matarle, como sabe que han hecho con otras personas presas.

En el programa de radio que ponemos a continuación, a partir del minuto 42:40, nos cuenta Francisca lo que está pasando y cómo le está haciendo frente. Y hay una grabación donde el mismo Jonathan relata lo sucedido. En el misma programa hablan la madre y la tía de Manuel Fernández Jiménez, que les fue entregado muerto por la cárcel de Albocàsser el año pasado, presentando su cadáver signos de violencia. Preparamos también un post de actualización sobre ello.

Tokata Y Fuga 27-X-2018. Tortura Y Muerte, Muerte Y Tortura, Hasta Que No Haya Cárceles

Ir a descargar